Archives

  • 2018-07
  • 2018-10
  • 2018-11
  • 2019-04
  • 2019-05
  • Respecto a la ideolog a que

    2019-05-13

    Respecto Tivantinib la ideología que ostentó en los años ochenta, temporalidad en que fue ajusticiado el coronel Máximo Zepeda, podemos decir que ésta se fue matizando durante su larga trayectoria periodística hasta su decadencia financiera y posterior desaparición, la que fue examinada por Melida Portillo, quien concluyó que:
    El Imparcial, 22 de marzo, 1980, p. 1. Fotografía de Mario de los Ángeles Adler. La fotografía fue tomada por Mario de los Ángeles Adler Rochmann, quien junto a Jorge Morales González formaron el equipo de fotógrafos que en 1980 trabajaron para El Imparcial, y que fueron considerados como reporteros gráficos por el mismo diario. Esta imagen, la que muestra el cuerpo inerte de Zepeda, la analizaremos desde su naturaleza, es decir, como una fotografía de prensa o fotoperiodismo, pues consideramos que ésta es una manera gráfica de ejercer el periodismo, en la cual concurre la representación de lo fotografiado y hay un uso o instrumentalización del mismo. Dicha imagen, impresa en plomo, muestra el interior de la cabina del Pick up; en el primer plano del lado derecho se observa un cuerpo grotesco, sentado y ligeramente caído hacia el fondo del cuadro, el volante del automóvil señala la posición del cuerpo, que viste una camisa y un pantalón manchados de sangre. En el lado derecho del grabado y en un primer plano, se encuentra un afiche que sutilmente permite leer “Partido Guatemalteco del Trabajo, pgt”. En este caso, y como puede percibirse como una línea editorial del medio informativo impreso, los sucesos de asesinatos en el interior de vehículos son tratados de la misma manera. Los fotógrafos colaboradores y las imágenes adquiridas de trabajadores externos, como Francisco Olmedo, fotógrafo de los Bomberos Municipales, presentan las mismas características, el mismo ángulo y perspectiva, como una práctica automatizada. En el mes de marzo, en el que se cometió el ajusticiamiento de Zepeda, se presentaron 3 casos más de asesinatos en que el cadáver quedó dentro del vehículo, uno documentado por Mario Adler y dos por Francisco Olmedo, sus imágenes ejemplifican lo antes descrito. La diferencia de estas imágenes tan similares es la presencia de la hoja de papel con el escudo del pgt, y que, como hemos visto, pertenece al pgt-pc. Este sutil contraste introduce la fotografía en la lucha política guatemalteca, donde las siglas de la organización resaltan como representación del comunismo en el país centroamericano. El fotógrafo encontró el ángulo idóneo para resaltar ese detalle, aunque existe una gran posibilidad de que el manifiesto que la comil dejó sobre el cuerpo de Zepeda fuera acomodado por el periodista para que saliera parte de su contenido en la imagen que reprodujo El Imparcial, y que la intencionalidad de Adler fue con el conocimiento de la fuerza simbólica de los iconos, que como Diego Lizarazo explica: El Partido Guatemalteco del Trabajo y sus siglas encarnaban el comunismo, junto a todas sus acepciones en el imaginario social. La violencia explícita en la fotografía funcionó como parte del discurso anticomunista, que si bien la imagen publicada pertenece a la fotografía testimonial, fue parte de la nota roja, característico del rotativo, en la que se acentuó en la composición de la estampa a la hoz y el martillo, símbolo comunista por excelencia, pero que el anticomunismo absorbió en su iconografía, que: El título de la nota que funcionó como anclaje de la fotografía: “Coronel Máximo Zepeda Martínez Acribillado”, únicamente develó una parte de lo que se ignora de la imagen, por ello se requirió de un reforzamiento como lo fue el pie de foto para conformar “significados y asociaciones destinadas a ser apreciadas por un observador”. El discurso gráfico contiene en sí un alto sesgo ideológico, el cual fue consolidado con los reportes de la policía que destacan la presencia comunista en los hechos: El Imparcial actuó como un elemento que configuró la representación comunista, fue partícipe de la lucha ideológica guatemalteca. La violencia que proyectó la imagen se introdujo Tivantinib directamente en el campo de la guerra política, caracterizó y determinó a un grupo, en este caso fue el pgt-pc que simbolizó a los comunistas. El terrorismo se materializó en el Partido, en el cual la violencia ejercida por el Estado fue proyectada cuidadosa y tenuemente en la prensa escrita, principalmente en El Imparcial se diluyó para enfatizar el carácter belicoso y cruento de los guerrilleros y, como hemos dicho, de los comunistas. Para el receptor de la noticia, dicha violencia, política o social, fue responsabilidad de los grupos subversivos y del marxismo, como ideología predominante en éstos.