Archives

  • 2018-07
  • 2018-10
  • 2018-11
  • 2019-04
  • 2019-05
  • 2019-06
  • 2019-07
  • 2019-08
  • 2019-09
  • En esta l nea los editorialistas sin la

    2019-05-15

    En esta línea, los editorialistas sin la intención de convertirse en los aguafiestas del advenimiento de la República, criticaban las afirmaciones sobre las bondades de la intervención. “Cuba está mucho peor que en 1899. Los gobiernos militares dieron mayor interés neurokinin receptor la política que al desarrollo económico”. De igual manera, apoyaban la petición de Estrada Palma de 5% de la rebaja por la crisis económica y urgían la firma de un tratado de reciprocidad. En una carta de Enrique Collazo se afirmaba que a “los soldados cubanos se les dejaron dos caminos o roban o mueren”. La editorial Vísperas Republicanas oscilaba entre las noticias y comentarios del escenario político en el que destacaron las voces de ex combatientes como el mencionado Collazo, e intelectuales de la talla de Enrique José Varona y Manuel Sanguily, entre otros, quienes integraban un segmento de la opinión pública nacionalista, independentista y antiplatista. Por ello no resulta extraña la falta de colaboración del general Máximo Gómez en este espacio periodístico. Era público que el Generalísimo apoyaba abiertamente a Estrada Palma; Gómez y Estrada Palma, en mayor o menor medida, se impregnaron de un pensamiento conservador, y aunque no lo hicieron explícito, sí pusieron en duda la capacidad de autogobierno de los cubanos y favorecieron la negociación y la alianza con Estados Unidos, de la cual dependía la sobrevivencia y la prosperidad económica insular. Para los colaboradores de La Lucha no existió duda al momento de definir a la República como una “seudo república”, “neo-colonia” o “república lisiada” como era denominada por el periodista y caricaturista, Jesús Castellanos. Sin embargo, en Vísperas Republicanas intitulada “Pompas de jabón” les advertía a sus lectores que “Cuba no puede ser un vergonzoso cacicazgo”. En efecto, se aludía a la imposición de la Enmienda Platt, sobre la cual ironizaba que Cuba no tenía la obligación de crear representaciones diplomáticas o consulares. Para después proceder a afirmar que “Cuba enviará ministros a Francia, Inglaterra, Alemania, España y Estados Unidos” e informar que por fin se dieron a Crossover fixtion conocer los nombramientos en el primer gabinete de Estrada Palma, de los cuales señala: “Hay hombres de indistinto culto. El gobierno resulta muy moderado casi conservador”. En síntesis, no obstante la fuerte postura crítica y el escepticismo, La Lucha cerró la edición de Vísperas Republicanas con un mensaje de esperanza: Se han terminado las vísperas republicanas, mañana entraremos en el régimen cordial que nos prometió Martí.
    La transferencia del poder El 20 de mayo de 1902 a mediodía fue fijada la fecha en la que el gobierno militar estadounidense, encabezado por Leonard Wood, entregaría el gobierno a Tomás Estrada Palma, triunfador en la primera contienda electoral cubana del siglo xx. En esa ocasión Wood se dirigió al Congreso cubano con las siguientes palabras: En la ceremonia de entrega del poder de la Isla a Tomás Estrada Palma, también se leyó un mensaje del presidente Theodore Roosevelt en el que manifestaba: El final del gobierno militar y el advenimiento de la República de Cuba se presentaron como hechos alentadores para diferentes sectores que anhelaban la salida del gobierno interventor, en particular de las tropas estadounidenses. En este día la revista El Fígaro preparó un número especial con algunos retratos de los principales actores políticos cubanos, desde el presidente Palma hasta el general Leonard Wood. En su portada sobresalieron las palabras Libertad, Fraternidad, Independencia alusivas al surgimiento de la República cubana. En la edición conmemorativa, Enrique José Varona escribió: “la colonia y la revolución son cosas del pasado, desaparecida una en la sombra y otra en la penumbra de los días que fueron”. Un ejemplo de este deseo es la célebre frase de Máximo Gómez: “Creo que hemos llegado”, la cual sintetiza el tortuoso camino seguido por Cuba en pro de su Independencia. En lugar de Vísperas Republicanas se inició la Columna Las Fiestas de la República del 20 al 23 de mayo y posteriormente se estableció la sección de El Boletín Político.